Obama insta al Congreso a congelar el interés de los préstamos universitarios

Obama insta al Congreso a congelar el interés de los préstamos universitarios

El presidente de EE UU abre una nueva batalla con la oposición que difiere en la forma de resolver el problema de los préstamos

Obama habla sobre préstamos universitarios rodeado de estudiantes en la Casa Blanca. /MANDEL NGAN (AFP)

Recomendar en Facebook74
Twittear58
Enviar a LinkedIn0
Enviar a TuentiEnviar a MenéameEnviar a Eskup

EnviarImprimirGuardar

El presidente Barack Obama ha instado este viernes a los miembros del Congreso a que lleguen a un acuerdo para impedir que el próximo 1 de julio se doblen los tipos de interés de los préstamos universitarios. La petición de Obama supone una nueva brecha en la tensa relación que mantiene la Casa Blanca con los republicanos, que consideran que laley que la Cámara de Representantes aprobó la semana pasada para hacer frente al problema del crédito universitario es suficiente para resolver un problema enquistado. El Gobierno de EE UU, que tiene un plan alternativo, sostiene que la legislación de la cámara Baja es injusta e insuficiente y ha amenazado con vetarla si llega hasta el Despacho Oval.

Si el Congreso no llega a un acuerdo, la tasa de interés de los 7,5 millones de estudiantes universitarios beneficiarios de un préstamo se elevará automáticamente del 3,4% al 6,8%

Rodeado de estudiantes de Universidad, Obama ha señalado que, en la actualidad, los americanos deben más por los créditos universitarios que por sus tarjetas y ha advertido de que este tipo de deuda se extiende a lo largo de décadas “lastrando el futuro de los jóvenes y de sus familias”. La cantidad que se debe por préstamos universitarios en EE UU excedió de el billón de dólares en 2012, según datos de FinAid.orgque ha creado un sistema de medición de la deuda universitaria. De acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales, el coste de la educación universitaria está creciendo dos y tres veces más deprisa que la inflación y es mucho más elevado que el de la Sanidad. Si el Congreso no llega a un acuerdo, la tasa de interés de los 7,5 millones de estudiantes universitarios beneficiarios de un préstamo se elevará automáticamente del 3,4% al 6,8%.

Los tipos de interés de los créditos universitarios se mantienen congelados en el 3,4% desde 2007. El año pasado, en plena campaña electoral, Obama y los republicanos consiguieron prorrogar esa cifra un año más. La Casa Blanca y los partidos en el Congreso están de acuerdo en que es necesario subir los tipos pero no en el cómo o el cuándo. El 23 de mayo, la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, aprobó una ley que establece que el interés se fije cada año en función del tipo de interés de los bonos del tesoro a 10 años más un porcentaje de 2,5 puntos, con lo que se obtendrían unos ingresos suficientes para reducir el déficit en unos 3.700 millones de dólares.

La cantidad que se debe por préstamos universitarios en EE UU excedió de el billón de dólares en 2012

“Aunque es una buena noticia que la Cámara haya adoptado una medida, no lo ha hecho en la dirección adecuada y no es justa ni suficiente”, ha señalado este viernes Obama. La Administración tiene un plan alternativo y ha amenazado con vetar la ley de la Cámara de Representantes si llega hasta la mesa del presidente. La propuesta del Gobierno también contempla una equiparación de los tipos de interés de los créditos con los de los bonos a 10 años, pero con un plus del 0,9% que se establecería no de manera anual y variable como proponen los republicanos, sino en función de la duración del préstamo. La medida comenzaría a aplicarse dentro de dos años, durante los cuales, los demócratas en el Senado esperan mantener la actual tasa del 3,4%.

La Casa Blanca y los partidos en el Congreso están de acuerdo en que es necesario subir los tipos pero no en el cómo o el cuándo

“La educación universitaria no debe ser un privilegio reservado únicamente a los más ricos. No es el momento de poner freno al futuro de las nuevas generaciones”, ha insistido Obama. Los republicanos consideran que la intervención de este viernes del presidente no es más que “un signo de desesperación”. El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, ha señalado esta mañana en un comunicado que con esta declaración la Casa Blanca busca “cambiar el foco de atención de su creciente lista de escándalos”, en referencia a la discriminación fiscal de Hacienda hacia los grupos del Tea Party, el control de las comunicaciones a periodistas de AP por parte del Departamento de Justicia o la filtración de los correos sobre la explicación oficial del ataque al consulado de Bengasi. “Buscar una batalla en una materia donde hay acuerdo político no va a sacar a la Casa Blanca de sus problemas”, señala la nota.

Mientras la cámara Baja ya ha aprobado su norma, el Senado, de mayoría demócrata, aún no ha presentado la suya. Obama ha instado a los universitarios, como ya hizo el año pasado, a que insistan a sus representantes políticos para que lleguen a un acuerdo para impedir que se dupliquen de manera automática los intereses sobre sus préstamos hipotecarios. Entonces, en plena campaña y con el codiciado voto joven como premio, hubo pacto. Ahora las circunstancias han cambiado.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s